Agosto, cuando el nombre de una madre desató el terror atómico

Enola Gay era el nombre de la madre del piloto de bombardero B-29, Paul W. Tibblets. Gran honor le hizo a su madre: el lograr que su nombre se transformara en sinónimo de muerte y destrucción en uno de los dos actos atómicos contra civiles en forma masiva que recordamos.

Exactamente a las 8:15 de la mañana del 6 de agosto, el Enola Gay inicia el horror sobre una ciudad a 700 Kms de Tokio: Hiroshima. Todo con una bomba atómica a base de uranio.

Tres días después, el 9 de agosto, como los japoneses no se rindieron, lanzarón desde otro B-29, el Bock´s Car, sobre una ciudad industrial en una pequeña isla. Esa ciudad se llamaba Nagasaki, pero esta vez probaron otra expresión del horro, una bomba de plutonio, que liberaba el doble de energía que su anterior chiche.

Alli llegó la rendición, lo que EUA quería, pero también conocimos el Infierno,

La imagen símbolo que muchos conocen de Hiroshima
Nagasaki también tiene su imagen, la de su templo en primer plano.

pero hay otras imágenes que nos duelen, al menos a nosotros, que escribimos esto con un nudo con la garganta…

y en color, el horror no difiere


Y una sombra que fue unos segundos antes un niño, una mujer o un hombre

Recomendamos:

El libro “Enola Gay”

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Tagged , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.